Habsburgo y vön Gotzen-Iturbide; El trono que no merecen

04.11.2018

El sentimiento monárquico disuadido y con poco temple marca de por sí la necesidad de depositar lo que representa en un personaje que respete lo que el movimiento implica por lo que es importante plantearse por qué miramos al pasado para alzar la voz en nombre de persona que estan muy lejos de significar lo que hacían sus predecesores.

Los Iturbide, hoy vön Gotzen-Iturbide y el que es su jefe actual, Maximiliano vön Gotzen es un personaje que ni siquiese está interesado por minímo en lo que México representa, no vive en el territorio, además es alguien del que conocemos relativamente poco, la foto circulada en redes de su supuesta visita a Benedicto XVI es falsa, pues la lumbrera que vemos en la foto es la de un líder religioso. Vuelvo a preguntar entonces ¿por qué habría de ser Maximiliano vön Gotzen digno del trono? si ni vive en el país, ha declarado que no le interesa el tema, por mucho el menos el país, y ni sabemos con exactitud su cara.

Los Habsburgo, tema sujeto a más subjetividad, porque de haberse continuado el segundo imperio la línea recaería en Maximiliano vön Gotzen, pues Maximiliano I y la emperatriz Carlota adoptaron al nieto de Agustín I, porque ellos no podía concebir, entonces Carlos Felipe de Habsburgo, sobrino tataranieto de Maximiliano I no sería el heredero del trono mexicano, además es otro personaje que ha mostrado nula disponibilidad por involucrarse en la política mexicana, y algo que debe quedar claro es que para ser digno del trono debe verse él involucrado en la lucha por el sentimiento monárquico y el desarrollo de la nación, no se trata de regalarle las cosas a personajes que no han movido ni un dedo en favor de lo que México representa y debe representar.

Don Jorge Luis Pimentel sin en cambio está activo en el activismo político pese a su juventud y la subjetividad con que las personas ven a menores involucrados en política mexicana. Además representa con fidelidad el sentimiento monárquico, pero más importante aún, el impetu de generar un liderazgo social para el desarrollo mexicano.

@CasaDePimentel